Friday, March 13, 2015

LA INOCENTE TAREA DE BUSCARTE





 


He volado hasta ti
desde el acantilado tortuoso
de mi vida.
Atravesando las tormentas
de la noche del mundo
hasta estrellar mi alma
contra la silenciosa piedra
de tu cueva.

He sido una marea interminable
empecinada siempre
en lamer las arenas
de todos tus destinos,
de todos tus rincones,,,
con las olas más dulces y salvajes
empeñadas
en regresar a ti.

Y no me importa ahora
que se me escape el tiempo.
Ni la aparente acritud
de este destino mío.
No habré de ser feliz
cuando te encuentre.
Porque, seguramente,
tú ni siquiera existas
y mi felicidad sólo esté unida
a la inocente tarea
de buscarte.

2 comments:

Rafael said...

Algo tan sencillo, como esa búsqueda y la felicidad consiguiente, seguramente no es comprendido por la mayoría que nos rodea.
Un abrazo y feliz día.

Amanda said...

Un saludo, Rafael... gracias por pasarte por aquí y por entender el placer que puede haber en mi sencillo viaje hacia ítaca.